Ejercicios para optimizar el lanzamiento (+video)


  1. Estabilización de core y activación de hombro: nunca debe obviarse la importancia de la zona media para irridiar fuerza; en este caso dicha irradiación, sumada  la movilidad “auxotónica”, permite que el manguito rotador (formado por supraespinoso, infraespinoso y redondo menor) envíe parte de lo necesario para hacer el lanzamiento. De igual manera, se pueden anexar superficies inestables una vez que se haya logrado el aspecto más básico.
  1. Estabilización y resistencia lineal: las bandas elásticas o ligas han sido siempre utilizadas para estabilidad y generar sistemas que permitan ganar potencia, debido a su gradual resistencia. Además permiten movilidad súbita o mesurable de distintas articulaciones, utilizarlas en los rangos adecuados ayuda a cuidar la ergonomía y evita lesiones.
  1. Descarga unipodal sin disociación de tronco: es elemental mantener el enfoque del equilibrio estático. Manteniendo esta tendencia de contracción isométrica, aunado a contracciones explosivas, se generan cambios importantes para el fortalecimiento de los músculos que en esta fase traen la mayor carga explosiva.
  1. Lanzamiento resistido: semejar el acto de lanzar es imperativo, esto puede realizarse utilizando resistencia. Siempre es importante evaluar cuál es la que realmente corresponde y así, no solo trabajar fuerza y potencia, sino mejorar la llamada “ruta de acción del brazo” para así llevar a cabo un excelente lanzamiento.

Por: Antonio Balleste

Comentarios

comentarios