COV espera al menos 150 clasificados para los Juegos de Tokio 2020


La inclusión del beisbol, el softbol y el karate do en el programa olímpico en los Juegos de Tokio 2020 deberían redundar en la clasificación de al menos 150 atletas venezolanos para esa justa, según el cálculo del presidente del Comité Olímpico Venezolano, Eduardo Álvarez.

El dirigiente utilizó este miércoles la rueda de prensa de balance de la actuación de la delegación criolla en los Juegos Olímpicos, para ofrecer una especie de memoria y cuenta del uso de los recursos otorgados por el COI a través de sus diversos programas, y puestos al servicio de la preparación que concluyó con las tres medallas y 12 diplomas olímpicos de Río 2016.

Un millón de dólares, que Álvarez no dudó en comparar con los 55 millones que empleó el estado a través del Ministerio de Juventud y Deporte, sirvieron para apoyar no sólo a través de becas, sino incluso para hacer posible la asistencia de selecciones nacionales a eventos clasificatorios. “Algunas ni siquiera hubieran podido salir”, apuntó el máximo jerarca olímpico al enumerar los proyectos financiados desde el COV.

“Todos los atletas que recibieron becas y subvenciones clasificaron a los Juegos Olímpicos”, destacó, para defender la efectividad del otorgamiento de recursos desde su despacho.

Sólo el voleibol, que fue apoyado a través del programa de promoción para deportes de conjunto, se quedó fuera de la avanzada a Río.

Álvarez detalló que de los recursos recibidos desde el COI a través de Solidaridad Olímpica, bien sea por excedentes de publicidad o derechos de transmisión, 690 mil dólares fueron asignados para becas de atletas y respaldo a las federaciones, 250 mil se invirtieron en cursos en el exterior para 34 entrenadores y programas de formación para 10 mil técnicos en Venezuela y 112 mil en gastos de representación para integrantes de la familia olímpica.

Y para salir al paso de las críticas por la entrega de recursos en bolívares a las federaciones nacionales, a pesar de que el apoyo del COI se recibe en divisas, Álvarez exhibió también las cifras de contribución en moneda nacional por concepto de patrocinio de los aliados comerciales del COI.

Planes pendientes

Presente también en la rueda de prensa, el ministro del Deporte Mervin Maldonado argumentó, ante la pregunta de un periodista, que los recursos del alto rendimiento no pueden ser transferidos al Comité Olímpico, como sucede en otros países como Brasil o incluso Colombia, porque “la Ley del Deporte establece responsabilidades en administración de la hacienda pública que deben ser cumplidas por el ministerio con competencia en la materia. Otorgar recursos pasa por un entramado jurídico y administrativo, un marco legal que debemos cumplir”.

Maldonado precisó que el presidente Nicolás Maduro aprobó un primer desembolso de 800 millones de bolívares para la primera de las cuatro etapas en las que se dividió el nuevo proyecto bandera de su gestión, la construcción del Centro Nacional de Alto Rendimiento de Altura.

“El día del abanderamiento le presentamos al presidente un punto de cuenta, que él aprobó luego de que nosotros buscamos la fórmula para plantear el proyecto por etapas. Eso va a servir para comenzar los movimientos de tierra en un lote que ya tenemos en Mucuchíes”, detalló.

El anuncio, sin embargo, contrasta con el debate planteado un día antes por el presidente del IND, Pedro Infante, durante el taller para diseñar el plan del deporte de cara  a los próximos ciclos olímpicos: un centro de alto rendimiento al nivel del mar que simule las condiciones de la altura a través de máscaras que regulan la absorción de oxígeno y cámaras hiperbáricas, y elimine la perspectiva de la doble erogación para construir instalaciones en las dos condiciones.

Maldonado también reconoció que todavía no están disponibles los recursos en divisas que el presidente Maduro aprobó en marzo, en ocasión de los homenajes rendidos a Yulimar Rojas por su triunfo en el Mundial Bajo Techo de Portland, para la reparación de pistas de atletismo en Caracas (Brígido Iriarte), Anzoátegui, Bolívar y Zulia (Pachencho Romero). “Esperamos que la conversión en divisas se concrete en el último cuatrimestre del año, para poder empezar con los trabajos”, auguró Maldonado.

A futuro

Consultado sobre los deportes y atletas que se ganaron en Río 2016 un trato preferencial de cara al próximo ciclo olímpico, Eduardo Álvarez no dudó en individualizar a la medallista de bronce del BMX Stefany Hernández (“para que esa presea se convierta en un oro en Tokio”) y a dos juveniles que subieron al podio en Nanjing 2014, el nadador Carlos Claverie y la judoca Elvismar Rodríguez.

“Además estos Juegos nos sirvieron para llegar a la conclusión de que hay que priorizar en deportes como lucha, atletismo, boxeo, esgrima, taekwondo, tiro con arco y fútbol femenino, por las perspectivas que tienen para el próximo ciclo”.

Álvarez incluyó en la apuesta de futuro a los cinco nuevos deportes del programa olímpico (surf, escalada, skateboarding, karate do y la versión unificada de beisbol-softbol), con énfasis en los dos últimos, y reveló que el COV aprobó acoger en su seno  a las 20 federaciones de deportes no olímpicos legalmente registradas ante el IND. “No seremos nosotros los que vamos a discriminar, bienvenidos estos deportes a la familia olímpica”.

Álvarez también reveló que Venezuela introdujo una protesta formal ante la Federación Internacional de Lucha (UWW por sus siglas en inglés) por la discrecionalidad del referee bajo el actual formato, que a su juicio perjudicó las opciones de Pedro Ceballos y Betzabeth Argüello en sus combates por el bronce.

“No puede ser que un árbitro tenga esa facultad de cambiar el curso de un combate, como sucedió en esas dos ocasiones, cantando una pasividad a quien él le parezca, faltando segundos para el fin del combate. Tiene que haber otra fórmula. En ningún otro deporte existe ese protagonismo de un referee, en ningún otro tiene tanta influencia en los desenlaces, ni siquiera tiene ya la opción de asignar puntajes”.

Fuerza y unión

El encuentro también sirvió para hacer entrega de los 12 diplomas olímpicos que cosechó Venezuela, correspondientes a los eventos en los que se ubicó entre los ocho primeros de la clasificación.

Stefany Hernández tomó la palabra en nombre de sus compañeros y destacó los resultados del trabajo conjunto entre COV, ministerio, federaciones, entrenadores y atletas: “Hemos hecho de la unión nuestra fuerza. Trabajamos todos juntos y eso dio resultado. Estas victorias que logramos son para todos los ciudadanos venezolanos”.

Por: Eumar Esaá

Comentarios

comentarios