Guaiqueríes no cree en nadie


Con el triunfo de este martes ante Gigantes de Guayana, Guaiqueríes de Margarita sumó su tercera barrida consecutiva, en la temporada 2017 de la Liga Profesional de Baloncesto, con lo cual, además, se aloja momentáneamente en el primer lugar de la Conferencia Oriental.

Y es que los jugadores han sabido entender la filosofía del director técnico Oscar Silva, quien, desde el primer entrenamiento de pretemporada, le pidió a sus pupilos no hacer más de lo que amerita su rol, incluyendo a los importados.

Todo esto, muy a pesar de que los insulares sólo tuvieron nueve sesiones de trabajo antes del salto entre dos y tuvieron que debutar sin los foráneos ante Trotamundos de Carabobo. Incluso para el segundo de esa primera serie en Valencia, sólo jugó el ala pívot mexicano Edgar Garibay. Marcus Melvin y Devan Downey, se unieron posteriormente por inconvenientes en los vuelos que los traerían a Venezuela.

Luego de esos dos cotejos, la Tribu se emparejó al ganarle los dos compromisos a Guaros de Lara en La Asunción. Seguidamente dividieron honores en Puerto La Cruz ante Marinos de Anzoátegui y contra Bucaneros de La Guaira en la isla.

Con ese récord (4-4) les tocó bailar de visitante con la más fea: el actual campeón. Cocodrilos de Caracas pasó la escoba en el Parque Naciones Unidas, con un Guaiqueríes mermado por lesiones, entre quienes contaban Michaell Flores y César Silva, dos de sus principales bujías.

Correspondió jugar en su feudo ante Panteras de Miranda. Allí comenzó la racha ganadora. Ganaron ambos compromisos, luego hicieron lo propio en Maracay contra Toros de Aragua y remataron lunes y martes de esta semana frente al otrora líder del grupo Oriental: Gigantes de Guayana.

Lo más cercano para la Tribu es Punto Fijo, donde cerrará la primera vuelta de la zafra ante Gaiteros del Zulia. Luego iniciará la segunda ronda en casa ante Trotamundos de Carabobo, en cuyo segundo compromiso (miércoles 12 de abril) ya está anunciada una buena fiesta de cumpleaños para el conjunto insular, en el marco de sus 40 años de fundado.

Sus piezas

En lo individual, cada pieza de las que conforman la plantilla, parecen estar claros en que el baloncesto es un deporte de conjunto. Devan Downey, Leo Palacios y Martín Escobar han entendido que su rol es armar y distribuir el juego. César Silva y Michaell Flores han hecho el trabajo de hormiguitas en calidad de escoltas y/o aleros, dependiendo de la formación.

Los Jackson Zapata, César Mussett y Derwin Ramírez le han dado buenos minutos defensivos a Oscar Silva. Mientras que los importados Marcus Melvin, Edgar Garibay y Kentrell Gransberry (último en sumarse) siguen ajustándose a las necesidades del equipo y del coach.

Y justamente ese trabajo defensivo es lo que le ha dado los triunfos a los insulares, principalmente en estos seis, de los cuales, en los últimos cuatro tuvieron que venir de atrás para llevarse la planilla amarilla. Han sido cuatro remontadas épicas, de las cuales dos terminaron con triples “matadores” de César Silva (segundo ante Toros) y Devan Downey (primero frente a Gigantes).

Por si fuera poco, a este equipo le restan par de adiciones de peso: Francisco Centeno y Juan Coronado, quienes no se han unido al equipo por compromisos internacionales. El primero, podría sumarse en los próximos días, ya que su labor en el baloncesto chileno ya culminó. En el caso de Coronado, su arribo podría tardar un poco más, ya que aún ve acción en Argentina.

¿Se perfila entonces Guaiqueríes como uno de los favoritos para colarse en los primeros lugares de la temporada 2017?

Por: Leo Ojeda / @leomundial

Comentarios

comentarios